Diario El País: ‘Newen’, en busca de las raíces mapuches en la Patagonia argentina

Mirá la nota completa
Por Mar Centenera

En el imaginario argentino, las raíces identitarias se vinculan a los inmigrantes europeos que llegaron en barco entre el siglo XIX y principios del XX. Pocos miran hacia los habitantes originarios del país, ese crisol de etnias indígenas que fueron perseguidas con saña en sucesivas campañas militares por el control del territorio. La documentalista Myriam Angueira es una de esas excepciones. Tras rodar Inacayal, donde narró la vida narra de un guerrero wiliche que terminó sus días como prisionero de la ciencia en el Museo de la Plata, ahora parte de una búsqueda personal para documentar la resistencia cultural indígena a través de sus mujeres, en especial las kimches (ancianas sabias).

El punto de partida de Newen, estrenado esta semana en Argentina, es la historia familiar de Angueira. Su bisabuela Felisa era mapuche, aunque perdió su lengua materna y su cultura al ser entregada de muy pequeña a una familia perteneciente a la oligarquía argentina. “Se repartían a los chicos para servidumbre”, señala la cineasta. De su pasado mapuche conserva solo los vagos recuerdos de una hermana de su bisabuela y una fotografía borrosa en la que aparece junto a ella. Pero tras múltiples visitas a la Patagonia y atraída por esa herencia silenciada, Angueira decidió finalmente convertir su búsqueda en un documental.

Las respuestas que busca la llevan a recorrer en automóvil comunidades indígenas de Chubut junto a Patricia Lauquen. En ese recorrido encuentra a las mujeres sabias, que transmiten sus conocimientos ancestrales a través del newen (energía vital) y mantienen viva la lengua mapuche. “Son la imagen de la gran resistencia”, las describe Angueira durante la entrevista. Aunque la documentalista no entiende el idioma de sus antepasados, opina que “su cadencia tiene una poética que se siente y te traspasa”. Tras décadas de prohibición, esas mujeres vuelven a enseñar la lengua en las escuelas para detener su desaparición.

“Creo que tenemos que reconocernos en esa multiculturalidad. Así como muchos argentinos buscamos el pasaporte extranjero, como reconocimiento, ¿por qué no está también el orgullo de reconocerse como descendiente de pueblos originarios? en mi caso tengo ambos”, remarca Angueira.

Newen acerca al público la cosmovisión mapuche a través de testimonios pero también de los paisajes y sonidos del fin del mundo. En palabras del cineasta Fernando Birri, se trata de un documental “íntimo” y “épico”, formado por un “código secreto en el que brumas, paisajes y viejas sabias, personas que se funden en un fresco que avanza lento e inexorable fundiendo tiempos pasado, presente y futuro”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *